martes, 16 de enero de 2018

La gráfica sin El Gráfico

En medio de la triste noticia de que cierra una revista con 98 años de antigüedad, recordemos este simpático PNT de El Gráfico en Fútbol de Primera, cuando todavía se emitía por ATC.

viernes, 5 de enero de 2018

Verano del 98

Arrancaba el año 98 y la alta competencia no esperó a marzo. El 5 de enero se lanzaron una enorme cantidad de programas, casi como si fuese alta temporada.
Canal 13 apostaba por primera vez a una tira diaria en el horario de las 21, producida por Pol-Ka y protagonizada por Mercedes Morán y Juan Leyrado: Gasoleros. El éxito fue inmediato, Roxi y Panigassi -la taxista y el mecánico- se convirtieron en un clásico de la historia de la TV nacional y el suceso se extendió por otra temporada en 1999. 
En ese horario central, ya estaba instalada en Canal 9 Ricos y famosos, pero la particularidad fue que su pareja protagónica partió el último día de 1997. Supuestamente, la tira iba a finalizar en esa fecha, pero ante el alto rating -y los problemas del canal con flamantes dueños- se decidió que continuara, incorporando nuevos personajes. El éxito continuó de manera considerable.
La apuesta que falló fue la de Telefe, que el 16 de diciembre había lanzado en ese horario Milady, la historia continúa, que quedó lejos de alcanzar la corona del rating, quedando en un lejano tercer puesto en las ficciones de las 21. Semejante fracaso obligó al canal a pasarla a las 16 y reemplazarla desde 26 de enero por Verano del 98, que originalmente había sido pensada para las 20.




Ratings del lunes 5 de enero de 1998, el primer día de competencia directa.



Ese verano del 98 fue una bisagra en cuanto la estructura de las programaciones de los canales de aire: el primetime abandonaba el formato de programas diferentes cada día, por las tiras. 



Ultimos capítulos de Ricos y famosos con Natalia Oreiro.


Otros estrenos del verano
Canal 13 lanzó en el horario de las 19 la telenovela Alas, poder y pasión. A pesar del enorme elenco (Gustavo Bermúdez, Paola Krum, Gastón Pauls, Nacha Guevara) nunca logró despegar del todo. 


Los mediodías, la competencia era entre Almorzando con Mirtha Legrand (desde Mar del Plata), por Canal 9; Móvil 13, con la dupla de PNP, Raúl Portal y Mariana Fabianni; y la telenovela de Thalía María Mercedes, que era la gran ganadora del horario. 






lunes, 25 de diciembre de 2017

miércoles, 20 de diciembre de 2017

Infeliz domingo

La programación del 20 de diciembre de 1987, con el primer programa de Gánele al 2 y el desfile de todas las figuras del nuevo Teledos. Catorce horas en vivo: si lo empezabas a ver arriba de un avión, terminaba cuando aterrizabas en Londres. Pero todo ocurría en los estudios de Riobamba 280 y con Ethel Rojo en la conducción. 







viernes, 10 de noviembre de 2017

El canal de las estrellas




En noviembre de 1987 comenzaban a aparecer los primeros avisos y afiches anunciando la llegada de un nuevo canal privado. Por esos años, el único era el 9 de Romay. Se trataba de Tele Dos que, después de varios traspiés administrativos y algunas dificultades técnicas, iba a salir a al aire el viernes 18 de diciembre de ese año.



En este párrafo de su autobiografía Cien veces me quisieron matar, Héctor Ricardo García relata cómo fue el primer encuentro con los dueños de la licencia del Canal 2 de La Plata -que estaban a punto de perderla-, donde le ofrecían montar una productora para nutrir de contenidos a la emisora.
Así nacía Estrellas Producciones, que iba a generar cientos de horas de contenidos propios e iba a llevar a ese canal al tope de las audiencias durante el año 1988.

martes, 5 de septiembre de 2017

La tarde hasta que el Zar sume y se lleve a Susana





El aplastante rating de Hola Susana en ATC, que no paraba de crecer desde abril de 1987, obligó a Alejandro Romay a hacer varios cambios en su primera tarde, horario clásico de las telenovelas. El primero -tal vez con cierta resignación- fue el de ocupar el horario de las 13 con una lata económica, sabiendo que contra la diva de los teléfonos no había nada más que hacer. El programa elegido fue Créase o no, de Ripley, conducido por Jack Palance. Increíblemente logró capturar una gran audiencia, a la que los casos exóticos le resultaban más atractivos que ganar tres mil australes adivinando la cantidad de nueces que había dentro de una caja. 
Para las 14, sin embargo, la jugada fue aprovechar este boom de los entretenimientos y los llamados telefónicos. Así apareció Sume y lleve, que transcurría en un estudio que emulaba un supermercado SuperCoop, donde Emilio Disi y Dorys del Valle hacían jugar a dos equipos dentro del estudio y también atendían a los que querían jugar por teléfono, una suerte de servicio de delivery de prendas. Algunos de los más recordados son “cuántas copas se llenan con el contenido de esta botella” o “adivine qué está comiendo”, donde los participantes con los ojos vendados debían reconocer si lo que les ponían en la boca era mayonesa o dulce de leche. La final consistía en que el ganador contaba con uno minuto para agarrar un changuito y llevarse lo que quiera. Casi como un involuntario anticipo de los saqueos que iban a acontecer un par de años después.

Hacia comienzos del 88, por compromisos con la temporada de teatro, la conducción pasó a a estar a cargo de Ana María Campoy, Daniel Castex y María Muñoz. Pero el Zar ya había logrado el pase de Susana Giménez a su canal, por lo que con la llegada del otoño el supermercado cerró sus puertas.   

martes, 15 de agosto de 2017

Esta novela mata

En 1987 se estrenó en Canal 11 la telenovela Cuna de Lobos, uno de los éxitos más recordados de la televisión mexicana, dejando desiertas las calles de ese país cuando se emitieron los últimos capítulos.
Su protagonista absoluta fue Catalina Creel, una distinguida empresaria que detrás de un parche escondía a una asesina serial que ya en el primer capítulo se lleva puesto a su marido, colocando veneno en un vaso de jugo.

Con el avance de la historia, las víctimas iban aumentando, y la maldad de Catalina convirtió a Yiya Murano en Lassie. El que también creció fue el rating, que convirtió a esta producción en lo más visto del entonces canal estatal.